Páginas vistas en total

agosto 24, 2009

Seguimos confiando en las organizaciones sociales

Escrito por José María Herranz de la Casa*
jueves, 12 de febrero de 2009

Desde hace diez años, la celebración del Foro Mundial Económico en Davos, ofrece la presentación de resultados de una encuesta internacional sobre la confianza en las instituciones, el Barómetro Anual de Confianza de Edelman. En su décima edición, sigue mostrando a las organizaciones sociales y las ONG como las instituciones con mayores índices de confianza en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica, con respecto a otras instituciones como las empresas, los gobiernos o los medios de comunicación...

Paralelamente, el Foro Social Mundial de Belem ha mostrado que las organizaciones sociales son entidades que proponen modelos alternativos de sociedad, fomentan el debate social, adelantan propuestas innovadoras, suplen carencias sociales, protegen la calidad de vida, aportan voces diferentes, actúan como grupos de presión; son en definitiva, un termómetro social que mide la adecuación o la inadecuación de las políticas impulsadas por los gobiernos, las organizaciones supranacionales o las empresas.

La Reunión de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria, celebrada en Madrid a finales de enero, ha puesto de manifiesto que no sólo es necesaria la aportación de fondos para luchar contra el hambre, sino también voluntad política. Seguimos confiando en las organizaciones sociales y ONG porque antes que gestionar fondos y proyectos, son creadoras de riqueza, sensibilizan, educan y crean una cultura solidaria que fomenta una ciudadanía responsable con su entorno.

Y prueba de ello, es la última edición del programa de Televisión Española con José Luis Rodríguez Zapatero, Tengo una pregunta para usted, que ha demostrado que las preocupaciones y la apuesta de trabajo de las organizaciones sociales coincide con las preocupaciones de los ciudadanos. Izaskun reivindicó los derechos de las personas con discapacidad, y organizaciones como el CERMI desarrollan su labor para que la ley se cumpla y se avance en los derechos de este colectivo. Rafael cuestionó la poca transparencia de la venta de armas a países en guerra, y Amnistía Internacional o Intermón Oxfam llevan desde hace años exigiendo una mayor transparencia gubernamental. Estos dos ejemplos ratifican la sintonía que legitima el trabajo de las ONG frente a los ciudadanos.

Pero, para consolidar la confianza en este Tercer Sector, al igual que está ocurriendo en el mundo empresarial, es cada vez mayor la obligación de pensar en cómo mejorar su transparencia. La transparencia debe ser un comportamiento más allá de la rendición de cuentas económicas. Un comportamiento que debe formar parte de los elementos identitarios de cada organización como los valores y los objetivos; del desarrollo eficaz, eficiente y responsable de sus proyectos; y de los procesos de comunicación y participación con todos sus públicos: empleados, beneficiarios de la ayuda, voluntarios, donantes, medios de comunicación o la ciudadanía. Si las organizaciones sociales trabajan en esta línea, estarán apostando por lograr la confianza de los ciudadanos.

*José María Herranz de la Casa es profesor de la Universidad Europea Miguel de Cervantes y especialista en comunicación y organizaciones sociales.

Fuente: Fundación Gestión y Participación Social, España.

No hay comentarios: