Páginas vistas en total

marzo 18, 2009

IESS: Reformas necesarias

La Constitución de 1998 y mucho más la actual, reconocen al trabajo como derecho económico de los ciudadanos, para que este, a más de ser la base de la economía nacional, sirva como fuente para una vida decorosa y digna del ser humano.

Esto significa que la explotación laboral está prohibida constitucionalmente. Los ecuatorianos actualmente sabemos, que el talento humano no es mercancía que se usa hasta que pierde valor.

En este sentido, conceptualmente, el Seguro Social aporta como garante para evitar que la fuerza laboral tenga simple valor de uso y cambio en la generación de plusvalía a los dueños del capital, en perjuicio de los derechos de los trabajadores. El Seguro Social responde cuando las contingencias por enfermedad, vejez e invalidez se producen e incapacitan al trabajador.

Sin embargo, en la práctica este sistema no funciona. Las bajas pensiones, la falta de recursos en los hospitales y la lentitud en los procesos administrativos, son síntomas de crisis.

Esta crisis, entre otras, tiene su causa relevante en la deuda del Estado con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social IESS, que se origina en gobiernos anteriores y ha descompensado la caja de la entidad.

Por lo tanto, si se quiere cumplir con lo que dice la Constitución sobre trabajo y vida decorosa, el Estado debe pagar su deuda, a pesar del recorte presupuestario causado por la recesión mundial, originada a su vez, en la inestabilidad financiera de EEUU.

Por otra parte, los recursos de salud, educación, producción, vialidad o bono solidario son intocables y hay que pagar la deuda externa legalmente contraída. Sin embargo, en el mismo sistema de Seguridad Social hay abusos e inequidad que ameritan equilibrio, que no significa perjudicar a los jubilados con pensiones bajas. Por el contrario, se evita que unos ciudadanos reciban dos y tres veces el aporte del Estado en su pensión y otros no. El equilibrio en los aportes del Estado, le permitirá a este tener recursos para pagarle al IESS.

Esto se logra a través de una reforma legal. Por tanto, las reformas a la Ley de Seguridad Social se justifican para el manejo incluyente de los recursos del IESS, sin perjuicio del cambio estructural urgente propuesto por SENPLADES para mejorar el sistema de Seguridad Social del Estado ecuatoriano y cumplir con el mandato constitucional.

1 comentario:

Elian dijo...

Creo ahí podías hablar un poco más de las reformas, el tema del banco del afiliado que lo quieren satanizar; de ahí como para alguien que recien quiere saber el porque de la necesidad de las reformas yo creo que está al no usar tecnicismos en su redacción